Iglesia de Cuenca Ecuador :: Arquidiocesis de Cuenca
Siganos en Twitter Siguenos en Facebook
Untitled Document


BLOG DEL SEMINARISTA

¿POR QUÉ QUIERO SER SACERDOTE?

2017-03-30
Seminarista Salvador Quituisaca



La vocación sacerdotal es un regalo que no se merece, una llamada que exige una respuesta generosa y radical, una invitación a ir en contracorriente (Benedicto XVI). No somos nosotros quienes lo elegimos, sino Dios mismo quien lo hace (cf. Jn 15, 16) nos primerea (Papa Francisco) amándonos primero (1 Jn 4,19) y entregando su vida en la cruz (cf. Jn 3, 16). Para esto, se vale de personas, circunstancias y experiencias, que orientan nuestra vida hacia el deseo de vivir el estilo de Jesús, una vida entregada al Padre y a los más pobres.

Al inicio, la llamada causa curiosidad, miedo, inquietud, ilusión, etc. Sin embargo, es el mismo Señor quien dispone de su Espíritu para que podamos dar el paso ante la propuesta que Él hace. Ahora bien, la vocación no es una cuestión que se da de la noche a la mañana, no es una realidad que se la construye con la fuerza humana, sino todo lo contrario, es una gracia y un misterio que exige una respuesta desde nuestra libertad, voluntad y conciencia. La llamada se la debe cuidar, alimentar y trabajar, mediante: el estudio, la oración, la pastoral y la dirección espiritual, para irse configurando con el Señor y asumir su lógica, la lógica del amor y de la misericordia; y poder aprender a ser discípulo-misionero del único maestro, hermano y servidor de los más necesitados.

En la Iglesia de Cristo, quien es llamado debe, a su vez, ser alguien que llama (A. Cencini). Esto es aplicar el evangelio: “Lo que recibiste gratis, dalo gratis” (Mt 10, 8). La alegría de ser llamado, lleva a arder de pasión por la humanidad. Un regalo que ha sido recibido inmerecidamente, exige entregarlo sin reservas, y eso es lo que hace un sacerdote, dispone su vida para Dios y para los hombres.

Estoy convencido de que Dios, nunca dejará sin pastores a su pueblo, sin embargo, es tarea de todo cristiano-bautizado, el orar por las vocaciones, para que sea el mismo Señor, quien suscite pastores según su corazón; pastores con olor a rebaño, santos y alegres (Papa Francisco). Ante una crisis de decisiones, de incertidumbres, estamos llamados a promover una cultura vocacional. Ser Sacerdote vale la pena. ¡Anímate!




----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


VER MÁS TEMAS:

LA VOCACIÓN... UNA OPCIÓN DE VIDA

Sin duda alguna, muchos se han preguntado ¿qué es la vocación? ¿Qué se necesita? ¿Qué hacer si Dios nos llama? Todas estas preguntas siempre estarán presentes en aquella persona que se siente llamada a la vocación. Vocación es sentir el llamado de Dios hacia un plan o proyecto determinado, sea este el matrimonio, la vida religiosa o la soltería. ...


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Seguir a Cristo no vale la pena, vale la vida

No se hace sacerdote, se nace para ello (cfr. Jer. 1, 5). La vocación sacerdotal es el regalo más sublime que Dios puede dar a un hombre, sin importar su condición, pues “Dios no llama a los instruidos sino que, instruye a los llamados”. Pero la decisión es del hombre, somos libres de elegir este camino. Mas, una vez elegido, no debería haber vuelt...


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------




 
       
SANTA SEDE   CELAM   RIIAL   CEE   PASTORAL JUVENIL
DIRECCIÓN: Simón Bolívar 7-64 y Luis Cordero
TELÉFONOS: (593 7) 2847234 / 2847235 / 2831651
FAX : (593 7) 2844436
Siguenos en Facebook
Siganos en Twitter
Si necesita un sitio web visite www.Cuencanos.com