Iglesia de Cuenca Ecuador :: Arquidiocesis de Cuenca
Siganos en Twitter Siguenos en Facebook
Untitled Document


MENSAJES DEL PASTOR


FAMILIA: Desafíos


Monseñor Luis G. Cabrera Herrera, ofm



No podemos renunciar a proponer el matrimonio cristiano por no contradecir la sensibilidad actual, estar a la moda o por sentimientos de inferioridad. Si se lo hiciera, se privaría al mundo familiar y social de los valores que podemos y debemos aportar.

Pero no hay que quedarse en la denuncia retórica de los males, como si así se pudiera cambiar algo, como tampoco se debe pretender imponer normas por la fuerza. Es necesario presentar las razones y las motivaciones para que las personas puedan optar por el matrimonio y la familia con toda libertad y se abran a la gracia que Dios les ofrece.

Curiosamente, muchas personas valoran las relaciones familiares que permanecen en el tiempo y que aseguran el respeto del otro. Por eso, aprecian que la Iglesia ofrezca espacios de acompañamiento y asesoramiento sobre cuestiones relacionadas con el crecimiento del amor, la superación de los conflictos o la educación de los hijos.

El secularismo, por su parte, no ha logrado debilitar algunos valores morales y espirituales, que permiten una fuerte unión entre dos familias ampliadas, a partir de los compromisos estables. La unión exclusiva e indisoluble entre un varón y una mujer cumple una función social plena, por ser un compromiso estable y hacer posible la fecundidad. Ninguna unión precaria o cerrada a la vida nos asegura el futuro de la sociedad.

Uno de los grandes desafíos proviene de la ideología de género (“gender”), que «niega la diferencia y la reciprocidad natural de hombre y de mujer”. Defiende una sociedad sin diferencias de sexo, y vacía el fundamento antropológico de la familia. “La identidad humana viene determinada por una opción individualista, que también cambia con el tiempo”. Es inquietante que algunas ideologías de este tipo quieran imponerse como un pensamiento único que determine incluso la educación de los niños. No hay que ignorar que “el sexo biológico (sex) y el papel sociocultural del sexo (gender), se pueden distinguir pero no separar”. 

Otro desafío es “la revolución biotecnológica en el campo de la procreación humana que ha introducido la posibilidad de manipular el acto generativo, convirtiéndolo en independiente de la relación sexual entre hombre y mujer. De este modo, la vida humana, así como la paternidad y la maternidad, se han convertido en realidades componibles y descomponibles, sujetas principalmente a los deseos de los individuos o de las parejas”.

De este modo, se pretende sustituir al Creador, olvidando que lo creado nos precede y que debe ser recibido como un don. (Cfr. Amoris Laetitia, 35. 56)


 
       
SANTA SEDE   CELAM   RIIAL   CEE   PASTORAL JUVENIL
DIRECCIÓN: Simón Bolívar 7-64 y Luis Cordero
TELÉFONOS: (593 7) 2847234 / 2847235 / 2831651
FAX : (593 7) 2844436
Siguenos en Facebook
Siganos en Twitter
Si necesita un sitio web visite www.Cuencanos.com