Iglesia de Cuenca Ecuador :: Arquidiocesis de Cuenca
Siganos en Twitter Siguenos en Facebook
Untitled Document


MENSAJES DEL PASTOR


MATRIMONIO Y FAMILIA


Monseñor Luis G. Cabrera Herrera, ofm



El misterio de la familia humana, desde el punto de vista cristiano, se lo descifra mejor a la luz del amor del Padre que nos entrega a su único Hijo, quien vive entre nosotros, especialmente en tantas historias de amor.

Cristo, en la encarnación, asume el amor humano y lo lleva a su plenitud. Para ello, lo purifica y dona a los esposos la capacidad de vivirlo en la fe, la esperanza y la caridad.

Jesús, además, reconduce el matrimonio y la familia a sus orígenes, a la creación, y los lleva hacia su plenitud en la vida eterna. Con este fin, comparte muchos momentos de familia, como las Bodas de Caná, con la familia de Lázaro y sus hermanas, la familia de Pedro; más de una vez escucha el dolor de los padres y devuelve la vida a sus hijos, como también infunde esperanza en la Samaritana y en la adúltera, a partir del amor gratuito del Padre.

Pero lo más sorprendente es su vida misma en medio de la familia de Nazaret, una alianza de amor y fidelidad, capaz de iluminar la vida de todas las familias, particularmente en la comunión de bienes, en el estilo sencillo y alegre y en la educación de los hijos.

El matrimonio, desde esta óptica, es un regalo de Dios, que debe ser acogido, respetado y cuidado con esmero. La misma indisolubilidad no debe ser vista como una carga que se impone, sino como un don para los esposos y los hijos, que requieren para su desarrollo integral de un ambiente sereno y estable.

La Iglesia, iluminada por la familia de Nazaret, además, define el matrimonio como comunidad de vida y amor. Un amor entre un hombre y una mujer que implica la entrega mutua, incluida la dimensión afectiva y sexual.

Pablo VI pone de relieve la relación entre amor conyugal y procreación, de donde surgen los conceptos de paternidad y maternidad responsables, que permite a los esposos reconocer sus deberes con Dios, consigo mismos, con la familia y con la sociedad.

Juan Pablo II define a la familia como una “vía de la Iglesia”. Para lo cual, pone de relieve la vocación al amor del hombre y la mujer y ofrece algunas directrices para la pastoral familiar y su influencia en la sociedad.

Benedicto XVI retoma el tema de la verdad del amor entre hombre y mujer, a la luz del amor de Cristo crucificado. Subraya que el matrimonio, basado en el amor exclusivo y definitivo, se convierte en un ícono del amor de Dios con su pueblo. Además, señala el amor como principio de vida en la sociedad.

La enseñanza cristiana sobre el matrimonio y la familia, por lo tanto, se inspira en el amor, en la ternura y en la fidelidad; de no ser así, se convertiría en una doctrina fría y sin vida. (Cfr. Amoris Laetitia, 58-70)



 
       
SANTA SEDE   CELAM   RIIAL   CEE   PASTORAL JUVENIL
DIRECCIÓN: Simón Bolívar 7-64 y Luis Cordero
TELÉFONOS: (593 7) 2847234 / 2847235 / 2831651
FAX : (593 7) 2844436
Siguenos en Facebook
Siganos en Twitter
Si necesita un sitio web visite www.Cuencanos.com