Iglesia de Cuenca Ecuador :: Arquidiocesis de Cuenca
Siganos en Twitter Siguenos en Facebook
Untitled Document


MENSAJES DEL PASTOR


EL PADRE MISERICORDIOSO


Monseñor Marcos Pérez Caicedo Arzobispo de Cuenca



El proceso de la conversión y de la penitencia fue descrito maravillosamente por Jesús en la parábola de "el Padre misericordioso" (Lc 15,11-24): “El hijo menor, reunió lo que más tenía, partió a un lugar lejano y malgastó su dinero en una vida desordenada. Entonces fue a buscar trabajo, y un habitante del lugar, lo envió a cuidar cerdos. Fue entonces cuando entró en sí: ¡Cuando trabajadores de mi padre tienen pan de sobra y yo aquí me muero de hambre! Me levantaré volveré a mi padre y le diré: Padre, pequé contra Dios y contra ti… Partió pues de vuelta donde su padre. Cuando todavía estaba lejos, su padre sintió compasión, corrió a echarse a su cuello y lo abrazó. Entonces el hijo le hablo: Padre, pequé contra Dios y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo. Pero el Padre dijo a sus servidores: Traigan la mejor ropa y pónganselo… Traigan el ternero más gordo, comamos y alegrémonos, porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y lo he encontrado…”

la fascinación de una libertad ilusoria, el abandono de la casa paterna; la miseria extrema en que el hijo se encuentra tras haber dilapidado su fortuna; la humillación profunda de verse obligado a apacentar cerdos, y peor aún, la de desear alimentarse de las algarrobas que comían los cerdos; la reflexión sobre los bienes perdidos; el arrepentimiento y la decisión de declararse culpable ante su padre, el camino del retorno; la acogida generosa del padre; la alegría del padre: todos estos son rasgos propios del proceso de conversión. El mejor vestido, el anillo y el banquete de fiesta son símbolos de esta vida nueva, pura, digna, llena de alegría que es la vida del hombre que vuelve a Dios y al seno de su familia, que es la Iglesia. Sólo el corazón de Cristo que conoce las profundidades del amor de su Padre, pudo revelarnos el abismo de su misericordia de una manera tan llena de simplicidad y de belleza (Cf. Catecismo de la Iglesia Católica, n.1439).

La grandeza del corazón de Dios y su misericordia infinita se expresan con rasgos vivísimos en las acciones del padre que abraza y perdona. El regreso del hijo lo llena de alegría. Así actúa Dios. Dios ama y sabe perdonar. No recrimina ni humilla al hijo como solemos hacer nosotros cuando alguien nos ofende. ¡Qué distintas serían nuestras familias si los padres actuaran así y los hijos valoraran sus desvelos!

Que el Señor nos de sentimientos de verdadera misericordia para acoger al hermano pobre y desamparado, sin mirar sus errores, así como Él nos acoge siempre que acudimos a su casa como hijos arrepentidos.


 
       
SANTA SEDE   CELAM   RIIAL   CEE   PASTORAL JUVENIL
DIRECCIÓN: Simón Bolívar 7-64 y Luis Cordero
TELÉFONOS: (593 7) 2847234 / 2847235 / 2831651
FAX : (593 7) 2844436
Siguenos en Facebook
Siganos en Twitter
Si necesita un sitio web visite www.Cuencanos.com