Iglesia de Cuenca Ecuador :: Arquidiocesis de Cuenca
Siganos en Twitter Siguenos en Facebook
Untitled Document


MENSAJES DEL PASTOR


CRISTO, REY DE MISERICORDIA


Monseñor Marcos Pérez Caicedo Arzobispo de Cuenca



Cuando Jesús estaba ya crucificado, las autoridades le hacían muecas, diciendo: “A otros ha salvado; que se salve a sí mismo, si él es el Mesías de Dios”. También los soldados se burlaban de Jesús, y acercándose a él, le ofrecían vinagre y le decían: “Si tú eres el rey de los judíos, sálvate a ti mismo” Había, en efecto, sobre la cruz, un letrero en griego, latín y hebreo, que decía: “Este es el rey de los judíos”.
Uno de los malhechores crucificados insultaba a Jesús, diciéndole: “Si tú eres el Mesías, sálvate a ti mismo y a nosotros”. Pero el otro le reclamaba, indignado: “¿Ni siquiera temes tú a Dios estando en el mismo suplicio? Nosotros justamente recibimos el pago de lo que hicimos. Pero éste ningún mal ha hecho”. Y le decía a Jesús: “Señor, cuando llegues a tu Reino, acuérdate de mí” Jesús le respondió: “Yo te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso”. (Lc. 23, 35-43)
Finalizamos el año litúrgico con la celebración de la fiesta de Cristo Rey del Universo, centro de la historia. El Reino que Cristo nos promete desde la cruz no es de este mundo, nada tiene que ver con aquellos poderes que dominan y destruyen al débil, que utilizan al pobre y luego lo descartan. La liturgia de hoy expresa con solemnidad las características de este Reino, eterno y universal, de verdad y de vida, de santidad y de gracia, de justicia, amor y paz.
El amor de Jesús crucificado no es algo abstracto ni vago; al contrario, es un amor que se ve, se toca y se experimenta. Él es la manifestación plena del amor de Dios, amor que se entrega hasta la muerte en la cruz. Ante Jesús que sigue sufriendo en el calvario, prometiéndonos el verdadero paraíso, no podemos pasar de largo, creyendo que con unas cuantas costumbres religiosas estamos cumpliendo nuestro compromiso. Ante los dolores y necesidades del mundo de hoy tenemos que ofrecer auténticos signos de misericordia, acciones concretas en favor del prójimo, gestos de verdadera compasión.
En el mundo hay mucha gente buena que todos los días, en forma silenciosa pero eficaz, hace presente este Reino, llevando amor a los que sufren. Hacen presente a Cristo que, así como acogió al buen ladrón, a los enfermos y pecadores, asiste hoy a los abandonados y despreciados, a los que padecen miserias en el cuerpo o en el espíritu.
Proclamemos el Reino de Cristo con gestos de solidaridad ante una sociedad indiferente e individualista, que no ve ni escucha el clamor de los pobres, porque está dominado por el egoísmo.
A Jesús nos dirigimos al finalizar el Año de la Misericordia, con la misma fe del buen ladrón que supo aprovechar el momento y lograr del Señor la más bella promesa: “Hoy estarás conmigo en el paraíso”. Paraíso al que llegaremos si practicamos en nuestra vida la justicia y la misericordia que proclamamos con nuestros labios.


 
       
SANTA SEDE   CELAM   RIIAL   CEE   PASTORAL JUVENIL
DIRECCIÓN: Simón Bolívar 7-64 y Luis Cordero
TELÉFONOS: (593 7) 2847234 / 2847235 / 2831651
FAX : (593 7) 2844436
Siguenos en Facebook
Siganos en Twitter
Si necesita un sitio web visite www.Cuencanos.com