Iglesia de Cuenca Ecuador :: Arquidiocesis de Cuenca
Siganos en Twitter Siguenos en Facebook
Untitled Document


MENSAJES DEL PASTOR


MENSAJE CUARESMAL DEL PAPA FRANCISCO


+ Marcos Pérez Caicedo Arzobispo de Cuenca



El Papa Francisco, en su mensaje de Cuaresma, nos recuerda que este tiempo es el camino hacia la Pascua. Al tener como meta el encuentro con Cristo resucitado, necesitamos prepararnos interiormente, por eso la Iglesia nos llama a la conversión, a volvernos a Dios. La Cuaresma es un tiempo propicio para intensificar la vida espiritual a través del ayuno, la oración y la limosna. En la base de todo está la Palabra de Dios, que en este tiempo debemos escuchar y a meditar con mayor frecuencia.
El Pontífice centra su mensaje de este año en la parábola del hombre rico y el pobre Lázaro. Como buen maestro, nos presenta con detalles las características de los dos personajes principales.
Lázaro, representa al hombre degradado y humillado. Es el hombre pobre, abandonado, enfermo. Es el marginado y descartado, al que nadie escucha. Lázaro está presente en las madres abandonadas, las mujeres maltratadas, los niños abortados, los jóvenes sin trabajo, los ancianos olvidados y arrinconados.
El rico de la parábola, según lo describe el Papa, es el hombre vanidoso, soberbio, derrochador, mezquino y corrupto. Es el que vive de las apariencias, superficial, que esconde un profundo vacío interior, por eso se escuda en la ira. Es derrochador y se cree un dios. Su avaricia lo conduce a ignorar a Dios y humillar al pobre.
En su reflexión sobre esta parábola, Francisco nos dice que el dinero, “en lugar de ser un instrumento a nuestro servicio para hacer el bien y ejercer la solidaridad con los demás, puede someternos a una lógica egoísta, sin amor ni paz”. Nos presenta dos realidades que se viven hoy en nuestra sociedad de consumo, alejada de Dios.
“El pobre en la puerta del rico, no es una carga molesta, sino una llamada a convertirse y a cambiar de vida. Esta parábola nos invita a abrir la puerta de nuestro corazón al otro, porque cada persona es un don, sea vecino nuestro o un pobre desconocido. La Cuaresma es un tiempo propicio para abrir la puerta a cualquier necesitado y reconocer en él el rostro de Cristo”.
El Papa nos recuerda que “el verdadero problema del rico está en no prestar oído a la Palabra de Dios que es una fuerza viva, capaz de suscitar la conversión del corazón de los hombres y orientar nuevamente a Dios”.
No podemos pasar la Cuaresma y llegar a la Semana Santa llenos de ceguera espiritual y sordos ante tantas injusticias. Comencemos escuchando la Palabra de Dios, luego veamos a nuestro alrededor, a nuestros familiares y amigos, que esperan nuestra atención, acogida y afecto. Ellos son don de Dios para nosotros, un regalo de su misericordia.


 
       
SANTA SEDE   CELAM   RIIAL   CEE   PASTORAL JUVENIL
DIRECCIÓN: Simón Bolívar 7-64 y Luis Cordero
TELÉFONOS: (593 7) 2847234 / 2847235 / 2831651
FAX : (593 7) 2844436
Siguenos en Facebook
Siganos en Twitter
Si necesita un sitio web visite www.Cuencanos.com