Iglesia de Cuenca Ecuador :: Arquidiocesis de Cuenca
Siganos en Twitter Siguenos en Facebook
Untitled Document


MENSAJES DEL PASTOR


CUARESMA ES VOLVER A DIOS


+ Marcos Pérez Caicedo Arzobispo de Cuenca



En este tiempo litúrgico que nos prepara a la Pascua del Señor, quiero compartirles unas ideas tomadas del mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma 2018. El Pontífice empieza recordándonos que la Cuaresma siempre es una llamada a “volver a Dios con todo el corazón y con toda la vida”. Para vivir con gozo este tiempo de gracia, nos invita a meditar esta frase del Evangelio de San Mateo: “Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría” (Mt 24, 12).

Con este texto evangélico nos lleva a descubrir “los falsos profetas, que predican la maldad, que son como encantadores de serpientes, que engañan y esclavizan a las personas”. Son víctimas de la mentira, tanto los hijos que caen en las garras del placer momentáneo, confundidos por ideologías perversas que se implantan como ley en muchos países, destruyendo a niños, jóvenes y familias enteras.

A muchos jóvenes les ofrecen la felicidad con el falso remedio de las drogas, las relaciones descartables, el dinero fácil y la vida sin compromisos serios y estables. El Papa termina la primera parte de su reflexión afirmando que “estos estafadores no solo ofrecen cosas sin valor, sino que quitan lo más valioso, como la dignidad, la libertad y la capacidad de amar. Es el engaño de la vanidad, que nos lleva a pavonearnos…, haciéndonos caer en el ridículo.

Cada uno de nosotros, por tanto, está llamado a discernir y a examinar en su corazón si se siente amenazado por las mentiras de los falsos profetas. Tenemos que aprender a no quedarnos en un nivel inmediato, superficial, sino a reconocer qué cosas son las que dejan en nuestro interior una huella buena y más duradera, porque vienen de Dios y ciertamente sirven para nuestro bien”.

Ante esta realidad preguntémonos entonces: ¿cómo se enfría en nosotros la caridad? ¿Cuáles son las señales que nos indican que el amor corre el riesgo de apagarse en nosotros? Lo que apaga la caridad es ante todo la avidez por el dinero, «raíz de todos los males» (I Tm 6, 10); a esta le sigue el rechazo de Dios y, por lo tanto, el no querer buscar consuelo en Él. Todo esto se transforma en violencia que se dirige contra aquellos que consideramos una amenaza para nuestras «certezas»: el niño por nacer, el anciano enfermo, el huésped de paso, el extranjero, así como el prójimo que no corresponde a nuestras expectativas. El amor se enfría igualmente en nuestras comunidades, nos domina la acedia egoísta, el pesimismo estéril, la tentación de aislarse y de entablar continuas guerras fratricidas, la mentalidad mundana, que induce a ocuparse solo de lo aparente, disminuyendo de este modo el entusiasmo misionero (Cf. Evangelium Gaudium…)

Nosotros, como cristianos, ¿qué podemos hacer? Escuchar al Señor, que en este tiempo de Cuaresma nos propone el remedio de la oración, la limosna y el ayuno.
El Papa quiere que pongamos nuestra confianza en Dios, pues Él siempre nos da una nueva oportunidad para empezar a amar de nuevo.


 
       
SANTA SEDE   CELAM   RIIAL   CEE   PASTORAL JUVENIL
DIRECCIÓN: Simón Bolívar 7-64 y Luis Cordero
TELÉFONOS: (593 7) 2847234 / 2847235 / 2831651
FAX : (593 7) 2844436
Siguenos en Facebook
Siganos en Twitter
Si necesita un sitio web visite www.Cuencanos.com