Iglesia de Cuenca Ecuador :: Arquidiocesis de Cuenca
Siganos en Twitter Siguenos en Facebook
Untitled Document


MENSAJES DEL PASTOR


CIEN AÑOS DE BENDICIONES


+ Marcos Pérez Caicedo Arzobispo de Cuenca



El 24 de marzo celebramos cien años de vida del padre Julio César Coronel Segovia, sacerdote de nuestra arquidiócesis de Cuenca. Presbíteros, familiares y amigos nos reunimos en el santuario del Carmen de la Asunción para dar gracias al Dios de la vida, porque reconocemos que el padre Julio César es un regalo de Dios para nuestra Iglesia.
En la celebración recordamos su trayectoria pastoral, los lugares por donde pasó haciendo el bien, su relación siempre fraterna y cercana con el clero, su sencilla vida familiar. Descubrimos así las características del pastor: discípulo, amigo y hermano, servidor, misionero, testigo de la misericordia de Dios en medio del pueblo. El ejemplo de nuestro hermano mayor nos recuerda la cercanía del Señor, su preocupación por los pobres y enfermos, su entrega generosa para trabajar a tiempo completo, sin temor a las distancias, al clima y a las difíciles situaciones materiales y sociales. ¡Qué bien nos hacen estos testimonios de vida! Homilías hechas no con palabras sino con entrega; predicaciones vivenciales, irrebatibles para los que buscan excusas ante el compromiso serio.
Con sana curiosidad nos preguntamos entonces ¿Qué ha motivado al padre Julio a perseverar durante toda la vida? ¿Quién lo ha fortalecido durante los 71 años de vida sacerdotal? ¿Dónde está la fuerza de un amor que no decae con el pasar de los años, las enfermedades y dificultades del diario vivir? Si le preguntamos a nuestro hermano cuál es el secreto de su fortaleza espiritual y física, seguro que responderá con un nombre, una persona que ha sido la fuente de su felicidad, Aquel que lo llamó por su nombre y lo hizo sacerdote para siempre. Solo JESÚS en su corazón es la respuesta. Es el gran secreto de Julio Coronel y de tantos sacerdotes que han perseverado en fidelidad y alegría, sirviendo a nuestro pueblo como verdaderos pastores.
Gracias a Dios, contamos con buenos pastores, por los que tenemos que sentirnos alegres y orgullosos, sobre todo en este tiempo cuando arrecian las calumnias para desprestigiarlos y manchar su buen nombre, su fama y el trabajo que realizan. No podemos olvidar que el mismo Jesucristo fue perseguido y calumniado. Él nos advirtió que “el discípulo no es más que su Maestro” (Mt.10, 24). Es verdad que algunos han fallado, hombres frágiles y pecadores, pero debemos reconocer que la inmensa mayoría son buenos pastores, que nos han ayudado a mantenernos en pie, animándonos y corrigiendo nuestros errores. Gracias a ellos hemos perseverado en nuestra vida cristiana, muchos matrimonios se han fortalecido y de profundas crisis existenciales hemos logrado salir.
Gracias, Señor, por estos auténticos padres, amigos, compañeros y hermanos. Ministros de Dios que celebran diariamente la Eucaristía por nosotros y desgastan su vida en el silencio, sin hacer propaganda, solo con el afán de servir y amar.
Recordemos que ellos, en su fragilidad, necesitan nuestro apoyo, nuestra oración para perseverar. Que el Señor nos siga bendiciendo con abundantes vocaciones, pastores de corazón misericordioso.


 
       
SANTA SEDE   CELAM   RIIAL   CEE   PASTORAL JUVENIL
DIRECCIÓN: Simón Bolívar 7-64 y Luis Cordero
TELÉFONOS: (593 7) 2847234 / 2847235 / 2831651
FAX : (593 7) 2844436
Siguenos en Facebook
Siganos en Twitter
Si necesita un sitio web visite www.Cuencanos.com