Iglesia de Cuenca Ecuador :: Arquidiocesis de Cuenca
Siganos en Twitter Siguenos en Facebook
Untitled Document


REFLEXIONES


Francisco Salgado Arteaga y la UDA

P. Bolívar Jiménez Alvarez

Hablar de la Universidad es hablar del motor del progreso integral de la humanidad. Sí, porque la pretensión de la universidad es la búsqueda de la totalidad del saber. Con este criterio nacieron las universidades en el siglo XII, que tuvieron como antecesoras a las escuelas palatinas y episcopales. El Trivium, que comprendía gramática, dialéctica y retórica; y el Cuadrivio, que abrazaba aritmética, geometría, astronomía y música, nos dan la idea de esa totalidad del saber, que muy tempranamente buscó en estos gremios el hombre medieval habido de conocimiento y felicidad.

La universidad es por esencia humanista, porque es el hombre el origen y la meta del conocimiento y su bienestar. Cierto es también que hay, entre otros, como opuestos, un humanismo materialista y un humanismo integral, aquel que tiene en cuenta al hombre es su triple dimensión: física, anímica y espiritual y pretende satisfacer las necesidades de estas dimensiones. De las universidades que forjan hombres así y los catapultan a servir a la sociedad con “corazón”, podemos decir que son auténticamente humanistas. Las otras, aunque impartan conocimientos importantísimos, sólo producirán “hombres máquinas”, seres unidimensionales que encerrados en sí mismos buscarán su propio bienestar olvidándose de sus semejantes.

Cuanta importancia y responsabilidad ética tienen entonces las universidades en el cumplimiento de su misión. Esto lo sabe muy bien el Doctor FRANCISCO SALGADO ARTEAGA, nuevo rector de la Universidad del Azuay. Así lo manifestó en su inteligente y muy bien hilvanado discurso de toma de posesión, al decir una frase que gustó mucho al auditorio: “hagamos de la universidad la sede de la razón y del corazón”. Expresión acertada que la enmarcó en el pensamiento del inglés Tomás Moro y del holandés Erasmo de Roterdam, pioneros, y quizá los máximos exponentes del humanismo renacentista, a los que evocó con lucida elegancia. Con la “Utopía” del santo inglés como referente, invitó a todos los que hacemos la UDA enfilar nuestro esfuerzo para mantener a nuestra entidad educativa en el sitial que está y supéralo.

Por la brillante trayectoria del Dr. Salgado y por su pensamiento vertido con acrisolada unción en esa noche de gala, sabemos que la Universidad del Azuay (nuestra Universidad), nacida al amparo de la Iglesia hace casi ya medio siglo, está en buenas manos.

 
       
SANTA SEDE   CELAM   RIIAL   CEE   PASTORAL JUVENIL
DIRECCIÓN: Simón Bolívar 7-64 y Luis Cordero
TELÉFONOS: (593 7) 2847234 / 2847235 / 2831651
FAX : (593 7) 2844436
Siguenos en Facebook
Siganos en Twitter
Si necesita un sitio web visite www.Cuencanos.com