Iglesia de Cuenca Ecuador :: Arquidiocesis de Cuenca
Siganos en Twitter Siguenos en Facebook
Untitled Document


REFLEXIONES


LA VOCACIÓN SACERDOTAL

Xavier Romero R. Seminarista para la Arquidiócesi

La Iglesia Católica proclama al pueblo el llamado de Dios a servir. Por tanto, lo fundamenta en el desarrollo de una dinámica vocacional, entendida como el compromiso de amor entre Dios que llama y el ser humano que le responde libremente; en otros términos, se puede decir que el llamado consiste en un misterio que es de iniciativa divina: “No me han elegido ustedes a mí, sino que yo los he elegido a ustedes” (Jn 15, 16). Sin embargo, resulta incompresible ante la fe, que aunque todos son los llamados, pocos son los que responden y se entregan sin condiciones al servicio de Dios. “Vengan en pos de mí, les dice Jesús, y yo los haré pescadores de hombres. Y ellos dejándolo todo, le siguieron” (Mt 4, 18-22).
Por lo que se refiere al llamado al sacerdocio ministerial, la persona ofrece a Cristo su humanidad para que Él pueda servirse de ella como instrumento de salvación, configurándolo cada vez más a sí mismo. Cristo necesita de hombres generosos para ayudar a millones de hermanos a salvarse. Hombres que abran su corazón a su ley de amor, sin condicionar su disponibilidad, sin miedos a respuestas definitivas; porque el amor y la amistad no tiene ocaso.
Entonces, escuchar el llamado y experimentar la vocación sacerdotal es un acontecimiento único, pues debemos vivir nuestra vocación día a día con nuestras renuncias, nuestra obediencia, nuestra entrega y nuestro amor total. De este modo la vocación se confirmará y seremos más conscientes de nuestra respuesta definitiva a su amor. Este amor que da sentido a la llamada paternal, pues Dios nos ha escogido desde toda la eternidad para amar a todos sin condiciones “Antes de haberte formado en el seno materno, te conocía y, antes que nacieses, te tenía consagrado” (Jr 1, 5).
Por ende, la vocación implica una misión de servicio como la luz del mundo para confirmar una aspiración constante a la santidad. Por ello, invito a todos los jóvenes a repensar en el llamado divino, pues Dios nos invita a seguirlo y nos indica el camino hacia la eternidad de la fe católica.
¡Ánimo, jóvenes! ¡Cristo nos llama y el mundo nos espera!
 
       
SANTA SEDE   CELAM   RIIAL   CEE   PASTORAL JUVENIL
DIRECCIÓN: Simón Bolívar 7-64 y Luis Cordero
TELÉFONOS: (593 7) 2847234 / 2847235 / 2831651
FAX : (593 7) 2844436
Siguenos en Facebook
Siganos en Twitter
Si necesita un sitio web visite www.Cuencanos.com