Iglesia de Cuenca Ecuador :: Arquidiocesis de Cuenca
Siganos en Twitter Siguenos en Facebook
Untitled Document


REFLEXIONES


LAS BIENAVENTURANZAS Y MALAVENTURANZAS

Padre Bolívar Jiménez Álvarez

Tanto las bienaventuranzas como las malaventuranzas; es decir, las felicitaciones y las reprobaciones, son las palabras dichas por Jesús, seguramente a lo largo de todo su ministerio, pero que tanto S. Mateo (5:3-12) como S. Lucas (6,17.20-26) las presentan en una sola escena acaecida a orillas del mar de Galilea luego de la elección de sus discípulos. Y lo hacen, no con el ánimo de simplemente informar, sino con un estricto propósito teológico: dar a conocer la propuesta de Jesús. De ahí que –como veremos a continuación–, se pueda comprender la aparente contradicción en cuanto al lugar en el que fue pronunciado el famoso “sermón de la montaña” como se lo conoce.

Mientras Mt. sitúa esta predicación en un monte queriendo elevar el espíritu y presentar a Jesús como un nuevo Moisés, con una ley nueva y diferente; Lc. la sitúa en un llano para mostrar a Jesús junto al pueblo, muy cerca de las personas. Mientras Mt. nos recuerda hasta ocho o nueve bienaventuranzas, Lc. presenta solamente cuatro y unidas a los “ayes” o “malaventuranzas”, que ya el profeta Jeremías nos anunciaba desde el A.T. Mientras Mt. insiste en un aspecto más espiritual y del corazón con un sentido exhortativo, Lc. nos hace enfrentarnos a la dura realidad de la pobreza, de la miseria, del dolor y el hambre.

Conviene tener muy presente a quiénes llama Jesús “felices” y de quiénes se lamenta porque podemos estar buscando la felicidad inmediata y olvidarnos de lo que Él valora. Jesús llama “felices y dichosos” a cuatro clases de personas: los pobres, los que pasan hambre, los que lloran y los que son perseguidos por causa de la fe. Y se lamenta y dedica sus “ayes”, que algunos llaman maldiciones, a cuatro clases de personas: los ricos, los que están saciados, los que ríen y los que son adulados por el mundo. Para entender bien las bienaventuranzas y aprovechar su riqueza espiritual, hay que verlas en paralelo o en oposición a las malaventuranzas. De cada una de ellas hablaremos a partir de la siguiente entrega. (Inquietudes a email: boji@etapanet.net).
 
       
SANTA SEDE   CELAM   RIIAL   CEE   PASTORAL JUVENIL
DIRECCIÓN: Simón Bolívar 7-64 y Luis Cordero
TELÉFONOS: (593 7) 2847234 / 2847235 / 2831651
FAX : (593 7) 2844436
Siguenos en Facebook
Siganos en Twitter
Si necesita un sitio web visite www.Cuencanos.com