Iglesia de Cuenca Ecuador :: Arquidiocesis de Cuenca
Siganos en Twitter Siguenos en Facebook
Untitled Document


REFLEXIONES


LA DIGNIDAD DE LA VIDA HUMANA

Dra. María Cevallos – Fundación COVIR

Si bien la igualdad de derechos entre hombre y mujer es un proceso progresivo, el aborto nunca puede ser considerado un derecho para que la mujer termine con la vida de su hijo y que lesione su propia salud mental y física, en un gran porcentaje, pues las secuelas psicológicas que ocasiona el aborto, aunque lo nieguen, no lo justifican, ni aún en caso de violación, porque aunque sea muy grotesco y controvertido hablar de ello, la diferencia consiste en que en la violación, la víctima es la mujer, más si ésta consiente el aborto, la víctima será un tercero, un ser humano inocente concebido dentro de una de las peores formas; pero finalmente distinto, a la madre y al padre, siendo imperativo que el Estado y/o entidades privadas acompañen a las víctimas en este proceso de sanación de su salud física y psicológica.

El proyecto del Código Orgánico de Salud pendiente de segundo debate, lamentablemente contempla artículos que vulneran los derechos constitucionales y tratados internacionales, en contra de la vida del niño por nacer, por lo que es preciso que sepamos defenderlo, ya que en ningún caso las leyes ni los actos emanados del poder público, deberían atentar contra los derechos que reconoce la Constitución y tratados internacionales, debiendo el Estado aplicar los principios por ser humano, de no restricción de derechos, de aplicabilidad directa y de cláusula abierta establecidos en la Constitución. El Estado no es quien debe conceder o no el derecho a la vida al no nacido, pues la vida existe por si sola y lo que requiere es su protección y garantías para su pleno desarrollo.

Cada uno de nosotros debe respetar la dignidad y proteger la vida del niño por nacer, un indefenso que sufrirá las peores torturas y la pena de muerte planeada y consentida por su propia madre o su familia. Es necesario acompañar a la madre que abortó, mujer que acarrea gran culpa por el destino que tuvo su hijo y que, en muchos casos, si hubiera sido informada sobre el valor de la vida de ese nuevo ser y de las consecuencias que sufriría, lo habría evitado.
 
       
SANTA SEDE   CELAM   RIIAL   CEE   PASTORAL JUVENIL
DIRECCIÓN: Simón Bolívar 7-64 y Luis Cordero
TELÉFONOS: (593 7) 2847234 / 2847235 / 2831651
FAX : (593 7) 2844436
Siguenos en Facebook
Siganos en Twitter
Si necesita un sitio web visite www.Cuencanos.com